Educación

Emocional

Educación Emocional

Otras Líneas

salud en la infancia

conducta delictiva

diversidad

COVID

Educación emocional en infancia y adolescencia

En la actualidad, el grupo EMINA está llevando a cabo el proyecto Intervención socio-emocional apoyada en TICs: desarrollo de la responsabilidad y el bienestar de la comunidad educativa (PSI2017-84005-R), apoyado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. El objetivo de esta investigación es promover las habilidades socio-emocionales de los adolescentes, el profesorado y las familias mediante del desarrollo de una aplicación móvil: emoTIC.  Con ello, se pretende potenciar la responsabilidad personal y social, así como el bienestar de los adolescentes. Los investigadores principales del proyecto son Inmaculada Montoya Castilla (UV) y José Antonio Gil Gómez (UPV).

La investigación actual toma en consideración los resultados obtenidos del proyecto iniciado en 2014, Potenciar el bienestar psicológico y la convivencia escolar en adolescentes a través de la educación en emociones: estudio longitudinal (PSI2013-43943-R), apoyado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. En esta investigación se desarrolló y aplicó un programa de educación emocional en adolescentes pertenecientes a centros educativos públicos y concertados de la Comunidad Valenciana (España). El estudio corroboró los beneficios de la educación en competencias emocionales en el área personal, escolar y familiar de los adolescentes. Asimismo, pudimos detectar formas y procedimientos de aplicar la educación emocional en las aulas que permiten ir mejorando las intervenciones y la prevención en esta área; así como la necesidad de formar y apoyar a los docentes.

A su vez, dicho programa de intervención se inició a raíz de las necesidades detectadas en el proyecto iniciado en 2011, Identificación de los perfiles de competencia emocional en la infancia para la mejora de la convivencia entre iguales (PSI2010-18742), apoyado también por el Ministerio de Ciencia e Innovación. Fue con este proyecto cuando el grupo comenzó una nueva etapa en el desarrollo de la educación emocional, investigando acerca de la importancia de las competencias emocionales en el desarrollo integral de los niños y las niñas, y planteándose como objetivo a futuro el trabajo con la etapa adolescente.

Los resultados obtenidos de las diversas investigaciones realizadas parecen sugerir que la adolescencia es un período complejo en el que se producen numerosos cambios a nivel personal, emocional, académico y social que pueden influir en la salud mental y el bienestar de los jóvenes. En este sentido, las competencias socio-emocionales parecen ser factores protectores que influyen de manera positiva en el bienestar y que protegen frente a los problemas emocionales y de conducta. Asimismo, hemos observado que la autoestima puede ser un factor protector frente a la conducta suicida y las autolesiones en los adolescentes que presentan síntomas emocionales, problemas de conducta o dificultades en la relación con los iguales.   

Respecto a la adultez emergente, nuestro programa de intervención en estudiantes universitarios ha mostrado resultados prometedores, dado que parece mejorar la inteligencia emocional, la empatía y el estado de ánimo positivo, así como el bienestar subjetivo.

Pareja y familia

Esta línea de investigación analiza la influencia de las competencias emocionales sobre las relaciones de pareja y la influencia de la pareja sobre la salud, el bienestar y la calidad de vida. Los trabajos que realizamos en esta línea buscan comprender cuáles son las variables personales, emocionales y psicológicas que se relacionan con una mayor satisfacción en las relaciones de pareja. Así mismo, hemos desarrollado y puesto en práctica un programa de intervención en competencias emocionales para parejas jóvenes, cuyo objetivo es fomentar la consolidación de un vínculo afectivo sano y libre de violencias.

De nuestra labor investigadora tanto en evaluación como en intervención en parejas, se deduce la importancia de fomentar las competencias emocionales para establecer relaciones sentimentales de calidad desde la juventud. Estos vínculos de pareja satisfactorios se relacionan estrechamente con el bienestar y la salud integral de las personas, y al mismo tiempo, preparan un terreno fértil para la consolidación de las futuras familias. Familias plenas en toda su diversidad, más conscientes emocionalmente y en las que prime la comunicación responsable.

Docentes

Una de nuestras líneas de investigación está centrada en el diseño, implementación y evaluación de programas de formación y educación emocional para docentes escolares y universitarios. Un creciente número de docentes está mostrando interés en aprender más sobre sus propias habilidades emocionales, no sólo para poder aplicar la educación emocional en sus aulas, sino también porque identifican los beneficios que estas competencias pueden tener también para su propio desarrollo profesional y personal. Durante 2016-2018, con el apoyo del CEFIRE de Valencia, se han llevado a cabo talleres de inteligencia emocional como parte de la formación permanente del profesorado. La formación comprendía siete sesiones de dos horas, que se programaban una vez a la semana durante dos meses y medio. Se trata del programa “MADEMO: desarrollo de competencias emocionales para docentes”, y se adapta a las necesidades específicas del profesorado. El objetivo principal es entrenar las habilidades emocionales de los profesores para reducir el estrés relacionado con el trabajo (burnout) y mejorar su bienestar. Pero también se pretende formar a los docentes de modo que puedan implementar ellos mismos la educación emocional en sus aulas, ya sea mediante programas o de forma transversal. Los resultados de nuestro estudio de intervención indicaron que el entrenamiento emocional fue efectivo en la promoción de la salud mental de los maestros al reducir el burnout y los síntomas emocionales. Su bienestar también mejoró al aumentar la autoestima y la satisfacción con la vida. Actualmente, estamos trabajando en una propuesta de libro sobre el programa MADEMO para hacerlo accesible a todos los maestros y educadores que estén interesados en el desarrollo emocional de su alumnado y en su propio crecimiento personal.

Enfermedad crónica en la infancia y adolescencia

Esta línea de investigación tiene una larga trayectoria en la evaluación e intervención en enfermedades crónicas pediátricas como la Diabetes mellitus tipo 1, Talla baja, enfermedades neumoalérgicas (asma, alergia alimentaria, alergia ambiental y dermatitis atópica), además del trabajo con enfermedades respiratorias raras como la fibrosis quística, la discinesia ciliar primaria y el déficit de alfa 1 antitripsina.

Nuestros proyectos se han realizado siempre en colaboración multidisciplinar entre universidades y centros hospitalarios que atienden a pacientes crónicos y a sus familiares. La financiación de nuestros proyectos en esta línea de investigación ha sido tanto Nacional y Autonómica y contamos con un gran número de convenios de colaboración con los hospitales de referencia.

De esta manera, el objetivo perseguido ha sido evaluar e intervenir en la mejora de las condiciones familiares, tanto desde los pacientes pediátricos como desde la familia en su conjunto. Por ello, en la actualidad se ha puesto en marcha un estudio piloto con el programa de intervención para el abordaje del ajuste de la enfermedad denominado “10Vida (tenvida)”.

Los resultados principales encontrados abogan por la presencia de niveles de estrés moderados y presencia de clínica ansioso-depresiva en los cuidadores principales. Se encuentran relaciones positivas entre el ajuste emocional del adolescente y estilos familiares funcionales. Los adolescentes con una enfermedad crónica muestran dificultades en su autoestima y bienestar psicológico y un mayor número de problemas con los iguales.

Conducta prosocial, antisocial y delictiva

Esta línea de investigación busca desarrollar competencias socioemocionales, conductas prosociales y habilidades de toma de decisiones en adolescentes ofensores, para mejorar el bienestar personal, la salud mental, el ajuste social y la calidad de vida.  A través de los trabajos que desarrollamos en esta línea, se busca analizar las competencias socioemocionales que pueden aportar a los procesos de ajuste social, el bienestar psicológico, un cambio de conductas y la definición del proyecto de vida de los adolescentes y las adolescentes, que por diversas circunstancias se enfrentan al cumplimiento de medidas judiciales. 

Actualmente estamos desarrollando un programa de intervención para adolescentes y jóvenes ofensores, de Colombia y de España, que tiene por objetivo desarrollar competencias socioemocionales, habilidades de toma de decisiones y conducta prosocial. Estos componentes pueden aportar recursos, para que los adolescentes, estructuren su proyecto de vida, mejoren sus relaciones y disminuyan sus conductas de riesgo.  De igual manera, a través del programa, se ofrece a los profesionales y centros, recursos que facilitan los procesos de integración, e incluso, pueden facilitar la gestión y el manejo de los grupos en centros con medidas de alta permanencia.

Diversidad afectivo-sexual y de género

En esta línea de investigación se pretende obtener una imagen ajustada y detallada de las necesidades de las personas que se enmarcan dentro de la diversidad sexual, de género y familiar.

En este momento estamos desarrollando dos investigaciones en materia de identidad de género, con personas trans adultas y con familias de menores trans. En ambas pretendemos realizar una aproximación a las necesidades psicológicas y afectivas, niveles de salud y bienestar, así como conocer qué supone tener una identidad no normativa en este momento social, además de dotar a las y los profesionales de herramientas específicas para trabajar con este colectivo.

Estudio transcultural adolescentes y jóvenes ante el COVID-19

La situación actual de pandemia que se ha producido a nivel mundial está repercutiendo psicológicamente en toda la población. El grupo de adolescentes y jóvenes tiene unas necesidades y preocupaciones diferentes a la población adulta que es necesario valorar para poder realizar intervenciones adecuadas y ajustadas a los problemas psicológicos derivados del confinamiento y la situación sanitaria.

Desde el grupo de investigación EMINA, estamos llevando a cabo el Proyecto “Evaluación del estado emocional y bienestar con relación al confinamiento por COVID-19 en población adolescente y joven”

El objetivo del estudio es evaluar el estado emocional y el bienestar en población adolescente y joven (entre 14 y 25 años), como consecuencia del estado de confinamiento que se ha establecido en diferentes países europeos y latinoamericanos. 

Las personas que participen responderán a una encuesta online. Se evaluarán variables sociodemográficas, variables relacionadas con el confinamiento (tiempo confinados, preocupaciones) y variables psicológicas (ansiedad, depresión, estrés y resiliencia). El tiempo de duración de la encuesta online es entre 10 y 15 minutos, y se contestará una única vez. 

Actualmente se está realizando la evaluación en diferentes países a través de estos links:

España: https://encuestas.uv.es/index.php/374882?lang=es

Ecuador: https://encuestas.uv.es/index.php/552325?lang=es

Chile: https://encuestas.uv.es/index.php/766437?lang=es

Colombia: https://encuestas.uv.es/index.php/329179?lang=es

México: https://encuestas.uv.es/index.php/417651?lang=es

 

La participación es totalmente anónima y confidencial. No existe ningún riesgo para la salud y tiene la posibilidad de retirarse del estudio en cualquier momento sin ningún tipo de repercusión. Los datos recogidos serán utilizados únicamente con fines de investigación y publicación científica.